Meditacion

Conferencia: Juan Manzanera, “Meditación, la felicidad callada”

Posted on Actualizado enn

RED DE CULTURA DE PAZ

Juan Manzanera

Conferencia:

“Meditación, la felicidad callada”

Abierta y gratuita

Juan Manzanera, ex monje budista, seguidor del Dalai Lama, dará una conferencia “Meditación, la felicidad callada” el próximo 4 de Septiembre a las 19 hs en la Fundación Columbia, Jorge L. Borges 2020, CABA, Argentina.

 Juan Manzanera, además, es psicólogo clínico formado en terapia gestalt,  psicoterapeuta con  largos años de práctica budista y de enseñanzas del budismo tibetano en Asia y Europa.

Inscripción en Fundación Columbia  clic aquí

Ver la entrada original

A meditar con tus niños. Cuatro técnicas sencillas para enseñarles cómo aquietar la mente

Imagen Posted on

https://cambiemoslaeducacion.wordpress.com/2015/08/27/a-meditar-con-tus-ninos-cuatro-tecnicas-sencillas-para-ensenarles-como-aquietar-la-mente/

giselle-vivian-lake-zen-1--a

“Meditar es una forma de acercarte a tus hijos y sus inquietudes”.

La felicidad es un estado natural en los niños siempre y cuando sus necesidades estén bien satisfechas. Entre estas necesidades están las más conocidas como el albergue, el alimento y el amor. Además hay una necesidad que en ocasiones se descuida y es la tranquilidad, la paz mental.

La tranquilidad o la relajación son espacios de descanso mental, muchas veces inducidos por la naturaleza. La relajación se experimenta esos domingos que nos quedamos en casa, sin prisa ni compromisos.Esos espacios son meditativos, o donde la mente está quieta. Son de gran importancia porque la gran mayoría de las teorías del desarrollo humano consideran el uso de la meditación, o el descanso mental como piedra angular en la salud holística del niño. Por ejemplo, su sistema endocrino (hormonal) obtiene su equilibrio a través de momentos meditativos.

Por otro lado, el desarrollo psicológico del niño deriva en una gran dosis de autoestima cuando se siente tranquilo y en paz consigo mismo, y así maneja mejor su atención, su energía y su motivación intrínseca. Otro gran beneficio de la meditación es su capacidad de prevenir enfermedades que afectan grandemente a la población infantil y juvenil, como la diabetes o el sobrepeso.Recientemente el doctor Dean Ornish compartió un estudio, de más de tres décadas, donde encontró que la yoga y la meditación, combinados con cambios en los hábitos,pueden prevenir e incluso revertir los efectos de las enfermedades crónicas. Es por estas y otras razones que los niños tienen una gran necesidad de experimentar y saber cómo utilizar técnicas meditativas para su desarrollo.

Técnicas sencillas para meditar con los niños:

1. La contemplación:

Al perder nuestra mirada en el vasto océano, al disfrutar de un lindo atardecer, al acostarse sobre la grama a mirar un hermoso árbol, experimentamos espacios de contemplación. En este estado meditativo nuestro cuerpo segrega seratonina y nuestro sistema nervioso parasimpático produce una reducción de nuestras reacciones por el estrés.

Es como si quitáramos el acelerador del auto y así disfrutáramos de esa reducción en la velocidad mental de nuestro cerebro hasta llegar a la quietud y detenernos.

x4c-1271299

2. La respiración consciente:

Observar atentamente nuestra inhalación y exhalación durante unos minutos también nos permite aquietar nuestros pensamientos y preocupaciones. El mero hecho de tomar unas respiraciones profundas mejora nuestro insumo de oxigeno y la liberación del dióxido de carbono de nuestros pulmones.

mindfulness-cursos-online-ro-de-la-vega

3. La observación consciente:

Los niños son curiosos por naturaleza, por lo tanto se les puede invitar a que observen con detenimiento un objeto. Por ejemplo una hoja, observar sus colores, su estructura, su contornos, sus diferencias y similitudes a otras hojas. Este proceso de atención al detalle los captura y les permite regresar a la magia del momento presente.

nino-observando-0

4. El arte:

La pintura de mandalas les ofrece capturar mediante los colores la sabiduría primordial de los estados meditativos. Este ejercicio es tanto bueno para adultos como para niños y permite que nuestra mente se ilumine en la paz interior.Todas estas sugerencias pueden ser utilizadas para cuidar y salvaguardar la salud emocional, intelectual y física de los niños y jóvenes.

mosaico-mandala

Por Yakeen Carrión
Escuela de Artes Místicas: www.artesmisticas.com

Meditacion: Desarrollar la Atención

Posted on Actualizado enn

Imagen por wolfgangp_vienna en Flickr
Imagen por wolfgangp_vienna en Flickr
Siempre que tu atención disminuya, en ese preciso momento, experiméntalo.
Con ésta técnica, primero tienes que desarrollar la atención. Tienes que desarrollar una especie de actitud para la atención, sólo así esta técnica será posible, así que cada vez que tu atención se enciende, puedes experimentar… puedes tener una experiencia personal. Con sólo mirar una flor, puedes experimentarte a ti mismo. Mirando a la flor, no sólo estás mirando a la flor, sino también al que está mirando –pero sólo si conoces el secreto de mantenerte atento. 
Puedes mirar la flor y pensar que estás mirando a la flor, pero has comenzado a pensar ‘sobre’ la flor, y la flor desaparece. Ya no estás ahí, te has ido a algún lugar, te has movido de ahí. Estar atento quiere decir que cuando miras la flor, estás mirando la flor sin hacer absolutamente nada más… como si la mente se hubiera detenido, como si no hubiera pensamientos y sólo la simple experiencia de la flor estuviera ahí…
Estar atento significa mantener un estado de alerta silenciosa en la que no hay pensamientos interfiriendo. Practícalo. Sólo puedes hacerla crecer, practicándola; no hay otra manera. Mientras más lo practiques, más la desarrollarás, en cualquier momento, en cualquier lugar; trata de desarrollarla.
Viajas en coche, o en tren… ¿Qué estás haciendo? Trata de desarrollar la atención; no malgastes el tiempo. Estarás en este tren durante más de media hora; desarrolla la atención. Mantente presente. No pienses. Mira a alguien, observa el tren, o mira hacia afuera, pero sé la mirada; no pienses en nada. Detén el pensamiento. Mantente presente y observa. Tu mirada será directa, penetrante, y desde todas partes tu mirada se verá reflejada y te darás cuenta de quién está mirando.
No te das cuenta de ti mismo porque ahí hay una pared. Cuando miras una flor, en primer lugar, tus pensamientos cambian la mirada; ellos le dan su propio color. Y luego esa mirada va hacia la flor. Vuelve hacia ti, pero entonces tus pensamientos le dan un color totalmente diferente. Y cuando vuelve, nunca te encuentra a ti ahí. Te has movido a alguna otra parte; no estás ahí.
Todas las miradas vuelven; todo se refleja, todo se convierte en una respuesta, pero tú no estás ahí para recibirla. Tienes que estar ahí para recibirla. Trata de hacerlo durante el día, en cualquier actividad, y, lentamente, desarrollarás tu atención. Haz lo siguiente con esa atención.
Cuando tu atención disminuya, en ese preciso momento, siéntete. 
 
Acuérdate de ti mismo. 
Existe una gran razón del por qué esta técnica te puede ser de inmensa ayuda. Lanzas una pelota contra la pared; la pelota vuelve a ti. Cuando miras una flor, o una cara, emites una cierta energía; tu mirada es energía. Y no te das cuenta de cuando estás mirando; estás gastando cierta cantidad de energía, estás emitiendo cierta energía. Una cierta cantidad de tu energía, de tu energía vital, está siendo lanzada. Es por esto que te sientes exhausto tras haber estado mirando a la calle durante todo el día; la gente que pasa, los anuncios publicitarios, las tiendas, la multitud. Mirándolo todo, te sentirás exhausto y lo único que querrás hacer es cerrar los ojos y relajarte. ¿Qué há pasado? ¿Porqué te sientes tan cansado?. Has emitido una cierta energía.
Buda y Mahavira -ambos- insistían en que sus monjes no debían mirar demasiado. Debían concentrase más en el suelo. Buddha dice que no deberías mirar más allá de la punta de tus pies. No mires a ninguna parte. Solo mira el camino que estás recorriendo; mirar cuatro pasos por delante es suficiente, porque cuando avances esos cuatro pasos, nuevamente podrás mirar cuatro pasos adelante. No mires más que eso. Porque no estás para gastar energía innecesariamente.
Cuando miras, estás disipando una cierta cantidad de energía. Espera, guarda silencio, permite que ésa energía vuelva. Y te sorprenderás. Si puedes dejar que la energía regrese, nunca te sentirás exhausto. Hazlo mañana por la mañana, pruébalo. En silencio, observa algo. Guarda silencio, no pienses, y espera pacientemente durante un instante; la energía volverá. En realidad te sentirás revitalizado.
La gente contínuamente me pregunta… Siempre estoy leyendo… así que me preguntan, ‘¿Por qué tus ojos aún están tan bien? ¿Deberías haber necesitado gafas hace ya mucho tiempo?
Tú puedes leer, pero si estás leyendo en silencio sin ningún pensamiento, la energía vuelve a ti. Nunca la gastaste. Nunca te sientes cansado. Toda mi vida he estado leyendo durante doce horas al día, a veces incluso 18 horas al día, pero nunca he sentido algún tipo de cansancio. Nunca he sentido nada en mis ojos; nunca se han cansado. Sin pensamientos, la energía vuelve hacia ti; no hay ninguna barrera. Y si estás ahí reabsorbiéndola, esta reabsorción es rejuvenecedora. Tus ojos nunca se sentirán cansados; estarán más relajados, más vivos, más llenos de energía.
Osho
Extractos del Libro de los Secretos

https://www.facebook.com/OSHOespanol?fref=ts

Mirar como si fuera la primera vez

Posted on Actualizado enn

Foto Khalilshah
Siempre observamos las cosas con una visión antigua. Llegas a tu casa; la miras sin mirarla. Ya la conoces; no hay necesidad de mirarla. Has entrado en ella una y otra vez por varios años. Vas a la puerta, pasas por la puerta, puede que quites el cerrojo de la puerta. No obstante, no hace falta mirar.
Todo este proceso continúa a la manera de un robot, mecánicamente, inconscientemente. Si algo va mal, sólo si la llave no entra en el cerrojo, entonces miras la cerradura. Si la llave encaja, no miras nunca el cerrojo. Debido a los hábitos mecánicos, a hacer repetidamente la misma cosa una y otra vez, pierdes la capacidad de mirar, pierdes la frescura para mirar.
Recuerda la última vez que viste a tu esposa. La última vez que viste a tu esposa o a tu esposo ha sido posiblemente hace años. ¿Durante cuántos años no has mirado? Tú pasas simplemente, das un vistazo casual, pero no una mirada. Ve nuevamente y mira a tu esposa o a tu esposo como si estuvieras mirando la primera vez. ¿Por qué? Porque si estás mirando por primera vez, tus ojos están llenos de frescura. Se volverán animados. 
Se dice que no hay nada nuevo bajo el firmamento. En realidad, nada es viejo bajo el firmamento. Únicamente los ojos se vuelven viejos, acostumbrados a las cosas; entonces nada es nuevo. Para los niños todas las cosas son nuevas: por eso es que todo les produce excitación. Incluso una piedra coloreada en la playa les llega a excitar. Y todo es un nuevo mundo, una nueva dimensión.
Mira a los ojos de los niños, a su frescura, a la vivacidad radiante,  la vitalidad. Parecen como espejos, silenciosos pero penetrantes. Sólo unos ojos así pueden alcanzar lo interior. Funcionará con cualquier cosa. Mira tus zapatos. Los has estado usando durante años, pero míralos como si fuera la primera vez y capta la diferencia: la cualidad de tu conciencia cambia súbitamente.
Esta técnica es simplemente para hacer que estén frescos tus ojos, tan frescos, vivaces, tan vitalmente radiantes que puedan ir hacia adentro y mirar tu ser interior.
Si te liberas del pasado y tienes una mirada que puede ver el presente, entrarás en la existencia, y esa entrada será doble: entrarás en todas las cosas, en su espíritu y entrarás también dentro de ti mismo, porque el presente es la puerta.
Todas las meditaciones, de una manera u otra tratan de hacerte vivir en el presente. Por tanto, esta técnica es una de las técnicas más hermosas y fáciles.
Osho: The Book of Secrets